miércoles, 22 de noviembre de 2017

RAFAEL OSSA ECHABURU – Escritor, Periodista… y Profeta

Rafael Ossa Echaburu ha fallecido el pasado 19 de noviembre a los 91 años de edad, como dice su esquela. Bilbaino nacido en Ondarroa fue un histórico del periodismo bilbaíno, y por eso fue homenajeado en 2001 por la cámara de Comercio de Bilbao.


Escribió libros como “Riqueza y Poder de la Ría, El Bilbao del Novecientos (1900-1923)”; “Pastores y pelotaris vascos en U.S.A.”; “Bilbao: un puerto en órbita, 1971”; “Crónicas desde Bilbao. Historia viva de años cruciales, 1977”, entre otros. Ha sido periodista en El Correo Español-El Pueblo Vasco y Director de La Gaceta del Norte. También ha colaborado con los periódicos ABC, Informaciones, Pueblo, La Vanguardia, y en varios semanarios de los mismos.
En 1975 recibió el premio "Periodismo Económico, Cámara de Comercio de Madrid".

No le he conocido personalmente. Solo a través de sus artículos y sobre todo por uno de sus libros: MUÑATONES-PUNTA LUCERO 1968-75, editado en 1975 por  PETRONOR, la empresa donde empecé a trabajar en 1971 y me quedé hasta mi jubilación en el 2000. Por eso es uno de los “tesoros” de mi librería. El libro trata de la historia de los primeros años de Petronor desde su fundación en 1968 hasta 1975. El escudo del “Consulado, Casa de Contratación, Juzgado de Negocios de Mar y Tierra y Universidad de Bilbao” preside la introducción escrita por el autor. Rafael Ossa Echaburu también había sido nombrado Cónsul de Bilbao. Dice que es un libro “que recoge afanes de hoy y refleja ilusiones de mañana en base a la prosperidad de Vizcaya en el concierto de los pueblos de España”, y que es un “Mínimo homenaje de respeto, admiración, gratitud perenne a quienes a lo largo de más de tres siglos marcaron la personalidad de este pueblo de comerciantes, ferrones y navegantes, dejando tras de sí ancha estela de eficacia que es útil recordar pensando que todo recuerdo es no solo una excursión recreativa por el tiempo pasado sino también una manera de enfrentarse ante el futuro a la luz de una experiencia aplicada.”

Y sobre Bilbao escribe: “Muchas veces paseando por el Arenal me preguntaba yo: ¿Cómo es posible que estos bilbaínos, conocedores del peso que en la vida peninsular representa Bilbao, no tengan orgullo suficiente para que su ciudad logre un peso suficiente adecuado en la política y en la cultura españolas? ¿No convendría alimentar y potenciar su noble orgullo local y conseguir que el pueblo bilbaíno, admirable potencia del futuro, adquiera la fuerte voluntad de sí mismo? En la llama de esa voluntad estad ciertos que se encenderían increíbles energías espirituales,”


Rafael Ossa Echaburu no sabía entonces que había hecho una profecía que se hizo realidad cuando en 1997, hace este año veinte años, Bilbao se puso en el Mapamundi cuando se inauguró el museo Guggenheim de titanio, y después en 1999 el Palacio Euskalduna de Congresos y de la Musica, “uno de los buques insignia del nuevo Bilbao del siglo XXI” como se dice en la página web, con fachada de hierro simulando los buques construidos en los astilleros de la Ría.

La diferencia con muchos profetas es que Rafa Ossa Echaburu ha podido contemplar la materialización de su profecía sobre la potencia de Bilbao.

No hay comentarios: