sábado, 6 de diciembre de 2014

Investigadores desarrollan el generador eléctrico más fino del mundo


La Universidad de Columbia de Nueva York comunicó el 15 de octubre que investigadores de Columbia Engineering y del Instituto de Tecnología de Georgia que han realizado la primera observación experimental de la piezoelectricidad y el efecto piezotrónico en un material con espesor atómico, de disulfuro de molibdeno (MoS2), que daba como resultado en un generador eléctrico único y dispositivos con sensación mecánica que son transparentes ópticamente, extremadamente ligeros, y muy flexibles y elásticos.

Los investigadores habían publicado ese mismo día un artículo sobre el descubrimiento en la revista Nature en el que demostraron la generación eléctrica con este material de disulfuro de molibdeno bidimensional. El efecto piezoeléctrico había sido predicho anteriormente por la teoría. Los investigadores experimentan también con grafeno, un material molecular de carbono.

La piezoelectricidad es la electricidad producida en ciertos materiales, normalmente cristales como por ejemplo de cuarzo como se sabía hasta ahora, cuando están sometidos a una tensión o compresión mecánica. Por otro lado si a estos materiales se les somete a una corriente eléctrica, se expanden o se contraen.

En esta imagen, ofrecida por Lei Wang, estudiante de postdoctorado que participó en la investigación, se enseña cómo las cargas positivas y negativas son exprimidas de una única capa de átomos cuando ésta se somete a una tensión mecánica

 


Hasta ahora no se había observado en materiales con un espesor de unos pocos átomos. Este descubrimiento abre nuevas posibilidades de desarrollo de nuevos tipos de dispositivos electrónicos controlados mecánicamente. Por ejemplo, según sugiere James Hone, profesor de ingeniería mecánica de Columbia y co-líder de la investigación, este material tan fino como una lámina atómica podría ser hecho en forma de un dispositivo portable, quizás incorporado en la ropa, para convertir la energía mecánica del movimiento del cuerpo humano en electricidad y alimentar a sensores portables o dispositivos médicos, o quizás suministrar suficiente energía para cargar tu teléfono móvil en tu bolsillo.

Leer más aquí.
Publicar un comentario