domingo, 11 de marzo de 2012

Viene el Día Pi

El próximo miércoles será Día Pi, por caer en marzo, tercer mes del año y ser el día catorce del mes, o sea 3,14, que es el mágico número pi, o π, porque pi es griego. Visto así parece cortito, con solo dos decimales, cuando en realidad son infinitos. O por lo menos no se han podido obtener todos, ni por las computadoras más potentes que, después de calcular millones de decimales, no han podido obtener el último. Por eso se dice que es un número infinito. Infinito, para que crean los incrédulos, que creen que el infinito no existe… Y que quizás por eso también se define como un número irracional, pero también transcendental porque continúa infinitamente sin repetirse. Lo de no repetirse es algo muy difícil para los humanos.
Para no llenar el artículo con solo números, éstas son los cincuenta primeros decimales:
π ≈ 3,1415926535897932384626433832795028841971…
Aunque todo el que ha ido al colegio lo sabe (o lo ha sabido), repito que el número pi es la relación matemática que existe entre la circunvalación (C) de un círculo con su diámetro (d). O sea, π = C/d. Y este número no cambia, sea el círculo que sea. El círculo, que a su vez es una palabra y una figura mágica, que desde niño se aplica en los juegos y que se usa en la sociedad cuando definimos un grupo y hablamos de nuestro “círculo de amigos”,  o del “círculo de lectores”…
Un pastel Pi, para celebrarlo en tu círculo

Que existe esta relación entre la circunferencia y el diámetro ya lo sabían los griegos, como Archímedes en el siglo 3 AC, y por esto se llama también el número de Archímedes. Pero aunque eran griegos, no usaban la letra griega pi para representar la relación. Esto lo ha hecho por primera vez el matemático inglés William Jones en 1706, aunque el que lo popularizó fue el matemático y físico suizo Leonhard Euler en 1737. Parece que alrededor del año 1600 el matemático holandés Ludolph van Ceulen ya llegó a calcularlo hasta 35 dígitos.
Una postal Pi para enviar a los amigos que no pueden probar el pastel 
Estos días, en una entrevista el periódico belga De Standaard preguntó al matemático holandés Vincent van der Noort cuántos decimales del número pi se sabía de memoria. Reconoció que solo cuatro. Igual que mucha gente, como yo, redondeando el cuarto decimal a 6.  Por la magia del número y por estar enamorado de las matemáticas, Vincent van der Noort lo ve como un número bonito y atractivo. Le entrevistaron en ocasión de la publicación de su libro: "Getallen zijn je beste vrienden", en castellano “Los números son tus mejores amigos”. Los números deberían ser parte de tu “círculo” de amigos.
El Pi Day, aunque no lo reconozca la UNESCO, tiene su propia página web.

Para terminar un vídeo Pi
Publicar un comentario