sábado, 7 de enero de 2012

La crisis afecta también al refino de petróleo

La refinería de PETRONOR hoy (Foto: Petronor)

Hoy 7 de enero ha aparecido en la prensa una noticia que ya apareció la víspera de los Reyes Magos en la página web de Petronor, donde la compañía informó que “ante el descenso drástico de los márgenes en los tres últimos meses y la caída en la demanda que se ha venido produciendo durante todo el año 2011, se ha visto obligada a adoptar una medida hasta ahora inédita en la historia de la compañía como es la parada de la unidad FCC, que permanecerá fuera de servicio durante todo el mes de enero.” Y añade que “La parada del FCC, unidad orientada a la fabricación de gasolinas, está motivada por la baja actividad de este combustible, tanto en el mercado nacional como en el americano.”

Esto ocurre justamente cuando se va a cumplir el 40 aniversario de la puesta en marcha de la primera planta de refino de Petronor, en julio de 1972, que más adelante con sucesivos proyectos de ampliación iba a convertirse en la mayor refinería de combustibles de petróleo de España y considerada de gran tamaño a nivel internacional. También coincide que el diseño de la Unidad FCC, que formó parte del “Proyecto de Conversión”, se inició hace 30 años, en 1982. Debido a su alcance y complejidad fue el proyecto de mayor inversión desde el inicio de Petronor, para cuyo desarrollo la compañía desplazó un equipo de una treintena de profesionales a Madrid durante año y medio para trabajar de forma coordinada con las compañías de ingeniería de diseño (Foster Wheeler, Técnicas Reunidas y Sener, principalmente) cerca de sus oficinas. En estos tiempos no se disponía del correo electrónico ni del video teléfono o de la videoconferencia. Tuve la gran satisfacción profesional de participar en el equipo como responsable del grupo de ingeniería de procesos.
Reactor del proceso de FCC (Foto: KBR-MW Kellogg)
La unidad FCC, acrónimo de “Fluid Catalytic Cracking” usa un proceso sofisticado que convierte por desintegración catalítica EL gasóleo pesado de la destilación de crudo principalmente en gasolina de alta calidad (alto octanaje o índice de octano) por la producción de moléculas olefínicas ramificadas, “isoolefinas”, contrariamente a los procesos térmicos de pirolisis, como la unidad de Coquización, cuya puesta en marcha está en curso actualmente en Petronor, que produce gasolina de peor calidad, pero que se justifica por la cantidad y calidad de gasóleo que se obtiene. Porque contrariamente al motor de gasolina (de ignición por chispa – “spark ignition”) el motor Diesel (de ignición por compresión), necesita de moléculas lineales, no ramificadas, que aumentan el índice de cetano, la medida de la calidad de un gasóleo Diesel.

La fabricación de gasolina se hace según un esquema de refino bastante complejo, que en el caso de Petronor (ver la figura) (1) incluía en los años 90, aparte del FCC, dos unidades de reformado catalítico de nafta (fracción ligera del petróleo) anteriores al FCC, y unidades de MTBE (la primera con este proceso en España) y de Alquilación, ambas construidas después del FCC. La unidad de MTBE (metil-terbutil-eter) fue convertida posteriormente para producir ETBE (etil-terbutil-eter) con el fin de poder usar como materia prima el bioetanol en lugar del alcohol metílico.
Procesos de producción de gasolinas (Ref. 1)
A principios de los años 90 la producción de gasolinas de Petronor con este esquema era del orden de 22% del petróleo crudo procesado comparado a 30% para el gasóleo (diesel y calefacción). Actualmente, según datos anuales de octubre 2011 de la AOP (Asociación de Operadores de Petróleo), en la estructura del consumo nacional de combustibles petrolíferos la gasolina participa tan solo en algo más que el 8%, mientras que los gasóleos, suman más del 48 %. La alta demanda de gasóleos ha disparado últimamente el precio de este combustible de tal forma que por primera vez en la historia ha superado el de la gasolina. Teniendo en cuenta que el motor Diesel, aunque tradicionalmente más caro que el de gasolina, consume menos combustible, su auge ha sido también por el menor precio del gasóleo. El aumento del precio del gasóleo podría quizás volver a aumentar la venta de vehículos de gasolina.

Ref. (1): “La Refinería de Petronor”, R. Aga y T. Ubis, Ingeniería Química, Nº 289, Abril 1993.
Publicar un comentario