martes, 20 de septiembre de 2011

Superar la crisis sin un gobierno

Bélgica lleva ya más de 460 días sin gobierno federal. Bueno, tampoco sin, porque sigue habiendo un gobierno “en funciones” para mantener gobernable el país y no entrar en el ojo del huracán de las agencias calificadoras. Por fin parece que los negociadores han llegado a un primer acuerdo parcial sobre temas candentes de la reforma del estado. Pero esto todavía no ha acabado.


Sede del gobierno belga

El gobierno es importante para el buen funcionamiento de la economía, pero no lo más importante. La prueba es que a pesar del estancamiento político, la competitividad de Bélgica nunca ha sido mejor, según el informe de Competitividad Mundial de este año, publicado por el Foro Económico Mundial (FEM), Bélgica es la 15ª economía más competitiva del mundo. El año pasado ocupaba el puesto 19 y ha dejado atrás a países como Noruega, Arabia Saudita y Francia. El FEM elogió a Bélgica por su cuidado de la salud y la educación primaria (2º), la educación superior y formación (5º), sofisticación empresarial y preparación tecnológica (en ambas 11º). También son dignos de mencionar: los factores de innovación y sofisticación (14º), la eficiencia de su mercado de bienes (14ª), factores mejoradores de la eficiencia (15º) la innovación (15ª), y la infraestructura (17º).
El punto más débil de Bélgica es su entorno macroeconómico (60º del mundo), en gran medida por ser un país pequeño…

 La calidad de sus escuelas de gestión está considerada la más alta de todos los 142 países estudiados.  Y a pesar de tener un “gobierno en funciones”, las instituciones funcionan razonablemente bien (27º del mundo).
Esta buena marcha es en gran parte debido a  Flandes, que no tiene un gobierno “en funciones” (igual que Valonia) y cuyo crecimiento económico este año se estima en el 2,6%, según dijo el ministro-presidente de la región flamenca, Kris Peeters. También quiere que se introduzca en la constitución flamenca que cada año el presupuesto de Flandes esté equilibrado. “Flandes ha funcionado muy bien el último año. Hemos salido de la crisis más rápido y más fuerte que previsto” dijo.
¿Conclusión? No hay mejor prueba de que lo importante y primordial para la buena marcha de un país a corto, medio y largo plazo son una educación y formación de calidad en todos los niveles, que a su vez prepara a las personas para ser innovadores eficientes que estén al día en la gestión empresarial y en el conocimiento, y en el desarrollo y aplicación de las tecnologías.
Publicar un comentario