sábado, 3 de abril de 2010

Murió el “padre” del ordenador personal, Ed Roberts

Murió el 1 de abril, a los 68 años.



(Foto Spencer Smith)



Hace 35 años, en 1975, Ed Roberts lanzó al mercado el Altair 8800, el primer ordenador personal, basado en el microprocesador Intel 8080. Poco después, Bill Gates, entonces estudiante de Harvard, y su amigo Paul Allen, que trabajaba en Honeywell, firmaron un contrato con la empresa de Roberts. Micro Instrumentation and Telemetry Systems (MITS), para desarrollar el Altair BASIC, el software de programación para el PC, que solo tenía una capacidad de 7KB. Cobraron 3000 dólares a la firma del contrato, que también estipulaba que recibirían regalías para cada licencia vendida hasta un tope de 180.000 dólares.

El Altair 8800
Un año después, MITS ya tenía 230 empleados y una cifra de ventas de 6 millones de dólares. Pero Ed Roberts no tenía ambición de ser empresario de una gran empresa y vendió MITS a Pertec Computer Corp., recibiendo por su parte 2 millones de dólares. Con este dinero compró una gran granja y se dedicó a estudiar medicina en una universidad cercana, obteniendo el título en 1986. En 1988 se instaló como médico de familia en un pequeño pueblo de Georgia, Cochran…

Unos años después, en 1982, salió al mercado el PC más popular de la época, el Commodore 64 (con memoria de 64KB), del que se vendieron en total 17 millones de unidades, a un ritmo de 2 millones al año. Un usuario conocido era Sergey Brin, creador de Google junto con Larry Page. Su padre se lo regaló cuando tenía tan solo 9 años. Es desde entonces que el microbio de la informática le cogió.


El Commodore 64

El Commodore 64 también ha sido mi primera computadora. Pero en los años 80 yo era ya un cuarentón. Tenía un simulador de vuelo en avioneta, en cuyo programa estaban todos los aeropuertos de los EEUU. El vuelo se hacía con los instrumentos de abordo usando en cada momento las coordenadas de la situación del avión y de los aeropuertos, suministradas por las torres de control. Con tan solo 64KB había que usar la imaginación… Si no hacías bien el aterrizaje, se estrellaba el avión con un mensaje “CRASH!!”. No me acuerdo cuantas avionetas he estrellado, pero siempre he salido vivo.

Hoy los PCs alcanzan ya los terabytes (TB) que, si no me equivoco, son mil millones de KBs. Dentro de poco cabrán en el bolsillo del pantalón. En un TB caben todos los TBEOs del mundo.

No hay comentarios: