miércoles, 14 de octubre de 2009

La Industria Química tiene un papel importante en la reducción de los gases con efecto invernadero.

Según un estudio realizado por Mc Kinsey y el Instituto Öko, por iniciativa del Consejo Internacional de Asociaciones Químicas (ICCA), por cada unidad de gases con efecto invernadero (GEIs) emitidos por la industria química, la sociedad se ahorra más de dos unidades de GEIs gracias a productos y tecnologías químicas. Además prevé que en 2030 el ratio de ahorros de GEIs/emisiones podría aumentar hasta 4:1, a condición de que se tomen medidas adicionales por la industria, los líderes políticos y otras partes interesadas.


El ICCA inició el estudio para impulsar nuevas reducciones de las emisiones de GEIs de la industria, mediante procesos de producción mejorados, y para animar el uso de productos químicos que ahorran energía y crean una reducción neta de emisión sobre toda la cadena del valor químico. Según el ICCA, la industria química es la primera industria global que se embarca en una iniciativa de esta clase.

El estudio ha usado un análisis de un equivalente de ciclo de vida de dióxido de carbono para evaluar el impacto global de la industria química sobre las emisiones de GEIs a lo largo del ciclo de vida de productos químicos y de las aplicaciones que hacen posibles. Se analizaron más de 100 aplicaciones individuales de productos químicos y los ahorros de emisiones se compararon con todas las emisiones directas e indirectas relacionadas con la industria química. Los análisis cubrieron los productos y sectores más relevantes de la industria química. Finalmente se usaron modelos de escenarios de 2030 para extrapolar cómo se podrían desarrollar las emisiones para las fases de producción y utilización.


El estudio encontró que los ahorros de emisiones más significantes se obtienen con los materiales de aislamiento de edificios, productos agro-químicos, la iluminación, los embalajes plásticos, recubrimientos marinos antiensuciantes, tejidos sintéticos, plásticos para la automoción, detergentes para bajas temperaturas, eficiencia energética, y plásticos usados en tuberías.

Además, según dijo el presidente del ICCA, que de igual importancia es que la creación de muchos empleos “verdes” dependen de la Química.

Leer más aquí

Publicar un comentario en la entrada