miércoles, 15 de abril de 2009

Disfrutar de forma sostenible navegando con aceite de cocina usado

(Leído en el periódico argentino La Nación, el 12 de abril de 1009 )

Con un recorrido de 30 kilómetros, entre Tigre y Puerto Madero, navegó por primera vez en el país una lancha del servicio público de pasajeros, propulsada con biodiesel fabricado con aceite de cocina usado. Se trató de una experiencia de la que participó una lancha de la empresa Sturla Viajes, una compañía naviera familiar que desde hace más de 60 años opera en la zona del delta bonaerense, y que usó biodiésel producido en el marco del plan provincial BIO que impulsa la generación de biocombustible mediante el aporte de redes sociales, vecinos y empresas que se encargan de recolectar y reciclar aceite comestible usado de casas de familia y restaurantes. La lancha Red, con capacidad para 44 pasajeros, tiene una eslora de casi 20 metros y un peso de 22 toneladas; cubrió los 30 kilómetros en una hora, el mismo tiempo que tarda con el combustible habitual.

En la provincia de Buenos Aires se consumen 15 litros anuales de aceites comestibles per cápita. Con una población cercana a los 15 millones de habitantes, es posible estimar que unos 225 millones de litros de aceite comestible podrían transformarse en biodiesel, según los cálculos del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS)

“Muchos residuos cuentan con un valor económico que hoy se desperdicia. El aceite descartado inadecuadamente genera impactos económicos negativos que se transforman en costos para los municipios. Con este programa no solo intentamos que los municipios ahorren recursos, sino que buscamos generar ingresos genuinos para las familias que acopian estos residuos por la venta de ellos como materia prima destinada a producir biocombustibles”, dijo Nicolás Scioli, Coordinador Ejecutivo del Organismo Provincial para el OPDS, en la página web argentina del Biodiesel.
Publicar un comentario en la entrada