sábado, 3 de enero de 2009

Nanotubos que “husmean” agentes de cancer en células vivas

Tres ingenieros del Massassuchetts Institute of Technology, el Professor Asociado Michael Strano y los estudiantes de graduado, Daniel Heller y Hong Jin, conjuntamente con investigadores de la Universidad de Illinois, han desarrollado nanotubos de carbono como sensores de fármacos de cáncer y otros agentes que dañan el DNA dentro de células vivas, sanas o malignas.

Una célula antes de inyectar peroxido de hidrógeno


La misma célula después de inyectar peroxido de hidrogeno.



Los sensores, envueltos en DNA (con lo cual dejan de ser nocivos), pueden detectar los fármacos de quimioterapia, tales como cisplatina así como toxinas medioambientales y radicales libres que dañan el DNA. Hay muchos fármacos de quimioterapia son disruptores muy potentes del DNA y pueden causar efectos secundarios muy serios, por lo que es importante asegurar que los fármacos llegan a sus objetivos deseados. La monitorización de las células vivas con estos sensores puede realizarse durante un periodo de tiempo extendido, y puede identificar la localización exacta de moléculas dentro de la célula viva, y en el caso del peróxido de hidrógeno, puede detectar una molécula individual. La nueva tecnología saca ventaja del hecho que los nanotubos de carbono emiten luz fluorescente en el espectro cercano al infrarrojo, lo cual el tejido humano no hace, con lo cual es más fácil ver como los nanotubos se iluminan.

El trabajo, subvencionado por la National Science Foundation, ha sido publicado en la edición del 14 de diciembre de la revista online Nature Nanotechnology.
Publicar un comentario