martes, 18 de marzo de 2008

La cogeneración entra en las casas

Hasta ahora solo existía la cogeneración de energía eléctrica y calor en la industria a gran escala. Las células de combustible de hidrógeno tienen la posibilidad de hacerlo a escala doméstica. Panasonic ha desarrollado una célula de combustible que el grupo eléctrico japonés Matsushita está poniendo a punto con pruebas en hogares japoneses (proyecto LivLa: Lifestyle Value Research Laboratory) y tiene previsto comercializarla en el año 2009.

En la célula de combustible el hidrógeno es producido a partir de gas natural por reformado con vapor de agua. El subproducto, monóxido de carbono, que es tóxico, se transforma dentro de la célula en CO2, produciendo una cantidad de hidrógeno adicional. El CO2 se separa mediante absorción en MEA (monoetanolamina). El oxígeno de la célula proviene del aire. La electricidad se genera por la combinación de iones de hidrógeno, electrones y el oxígeno, una reacción que produce calor y que se aprovecha para calentar agua por intercambio de calor dentro de un recipiente acumulador de agua caliente a una temperatura que pueden sobrepasar los 60ºC. La electricidad generada es corriente directa que se convierte en alternativa para poder ser usada por los electrodomésticos.

La casa Panasonic

En el hogar del señor japonés, Masanori Naruse, donde se hacen pruebas, la célula de combustible tiene el tamaño de una maleta situada en el exterior de la casa al lado del acumulador de agua caliente, según se ve en la imágen. Se producen menos gases de efecto invernadero que con la generación tradicional y no hay costes de transporte eléctrico hasta el domicilio. Todavía la vida de la célula es corta, unos tres años, pero se prevé mejorar este aspecto así como reducir su coste. El ahorro conseguido actualmente por Masanori Naruse es de 95$ al mes.
Publicar un comentario en la entrada