lunes, 25 de agosto de 2014

Lo que vale un Premio Nobel comparado a un futbolista de “élite”


En su testamento, Alfred Nobel quiso que su fortuna se invirtiese en un fondo seguro, cuyos ingresos debían destinarse para ser “distribuidos cada año en la forma de premios a los que durante el año anterior han aportado el mayor beneficio a la Humanidad”.
¿Y cuál es la recompensa por haber aportado tanto a la Humanidad? Pues este año fueron 875.000 euros (el equivalente de 8 millones de coronas suecas) por cada Premio Nobel en su totalidad. Es decir que si hay varios laureados del mismo premio, se reparte entre ellos.

Dos científicos fueron los laureados del Nobel de Física de 2013, François Englert y Peter W. Higgs, por el “bosón de Higgs”, al que otro Premio Nobel, el americano Leon Lederman, llamaba ‘partícula de Dios’. Lo que se ha premiado es el “descubrimiento teórico de un mecanismo que contribuye a nuestro entendimiento del origen de la masa de las partículas subatómicas… El descubrimiento es un hito para la física de partículas, afirmaba con autoridad la Fundación Nobel. Se trata de las partículas que están omnipresentes en nuestro cuerpo humano y en el Universo, nada más y nada menos. El valor del premio Nobel en metálico: 437.500 euros para cada científico.

El premio Nobel de Química se lo repartieron Martin Karplus, Michael Levitt y Arieh Warshel, que por ser tres recibieron 291.667 euros cada uno, por “el desarrollo de modelos multiescala para sistemas químicos complejos” que han “abierto una colaboración fructífera entre la teoría y el experimento, que permite solucionar problemas que de otra manera no eran solucionables”, según cuenta la Fundación Nobel. Solucionar problemas en muchas disciplinas químicas. Con la ayuda de estos métodos los científicos usan las computadoras para desvelar los procesos químicos tales como por ejemplo la purificación de gases de escape, o la fotosíntesis en las hojas verdes de las plantas.

¿Es mucho dinero, el que recibe un Premio Nobel, en proporción a lo que aporta a la Humanidad? Pues si lo comparamos con lo que cuesta y lo que gana un futbolista de “elite”, parece más bien poco. La diferencia entre ambos en lugar de aportar valor para la Humanidad se acerca más a una vergüenza para la Humanidad.

Acabo de leer en el periódico que el Real Madrid y el Manchester United han acordado el traspaso del argentino Di María del primero equipo al segundo por la suma de 75 millones de euros, y que el jugador cobrará cada año 8 millones, o sea que ganará diez veces más que un premio Nobel de Química sin repartirlo.
Di María solo tiene 26 años.
Y yo me pregunto ¿Qué ha aportado Di María a la Humanidad? A los hinchas quizás una distracción de una tarde a la semana, pero dentro de veinte años este futbolista será un hombre casi olvidado porque lo que hoy ha hecho entonces ya no servirá para nada. Para algunos quizás un recuerdo lejano...

Y Di María no es, como todos sabemos, el único futbolista millonario. Otros están también en esta “nube” sin tener, como los premios Nobel, que repartir entre ellos el dinero.

En la página web futbolprimera.es, han seleccionado el “Once ideal del mercado de fichajes” (más 4 en el “banquillo”). Los traspasos de estos jugadores de un club a otro han valido entre 12 millones el más bajo hasta 81 millones el más caro, y los del “banquillo” valen tanto como los titulares. En total el “valor” de los 15 suma 531,5 millones de euros!!!, una suma que se acerca al presupuesto total del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
Según su informe de 2012, el CSIC tiene 125 centros e institutos de I+D que ocupan a 12.795 personas, que realizan 3.663 proyectos y acciones de I+D nacionales y europeas, con un gasto total de 730,6 millones de euros, o sea 57.100 euros por científico o técnico!!!. Un gasto total de un mismo orden de magnitud que el gasto para transferir a tan solo 15 futbolistas de un club a otro. Futbolistas que  “valen”  cada uno en promedio alrededor 100 veces más que un científico del CSIC.

¿De qué “valores” estamos hablando? ¿Quiénes hacen más por la Humanidad, los futbolistas o los científicos? ¿Quiénes ayudan más a construir nuestro bienestar futuro, los futbolistas o los científicos? La diferencia entre ricos y pobres está aumentando. Entre futbolistas y científicos también.

¿A dónde nos va a conducir esto? Me temo que no serán estos futbolistas que vayan a mejorar el lugar que ocupa España en los rankings del conocimiento y de la innovación, o que vayan a mejorar el ranking de las universidades españolas.
Y no vayan a creer que no me gusta ver un buen partido de futbol.
 

domingo, 10 de agosto de 2014

La eficiencia energética, el empleo y las PYMEs son el foco central de la Política de Cohesión 2014-2020 de la Unión Europea


El 6 Informe sobre la Cohesión Económica, Social y Territorial de la UE, publicado el pasado 23 de Julio, pone el enfoque en los objetivos de crecimiento de la Estrategia Europea 2020 para crear empleo y reducir las disparidades en Europa con un énfasis especial en las PYMEs, en el marco de la Política de Cohesión 2014-2020. El informe detalla cómo será en ese periodo el enfoque en áreas clave, tales como la eficiencia energética, el empleo, la inclusión social y las PYMEs para sacar el máximo de las inversiones en beneficio de los ciudadanos.

El Informe analiza el estado de la cohesión de la UE y destaca los desafíos a los que se afrontan las autoridades nacionales, regionales y locales para superar el impacto de la crisis económica y financiera. En particular constata que la Política de Cohesión ha amortiguado el dramático descenso de la inversión pública con la inyección de los recursos de inversión tan necesarios en muchos Estados Miembros y creando una estabilidad financiera vital que sirve para atraer la inversión privada.

Como resultados firmes de la Política de Cohesión en 2007-2013, basándose en los datos hasta finales de 2012, el informe cita la creación de alrededor de 600.000 empleos, el apoyo a 80.000 nuevos negocios, 5 millones de ciudadanos que han conseguido el acceso a la banda ancha y 3,3 millones de personas con un suministro mejorado de agua potable. Además, 5,7 millones de personas que buscaban empleo han sido ayudadas para conseguirlo, y otras 8,6 millones han recibido apoyos para obtener calificaciones.

Se espera que las inversiones previstas en la actual ronda de financiación, 2014-2020, vayan aún más lejos con un enfoque mayor en sectores clave tales como la economía baja en carbono, la competitividad de las PYMEs, la innovación, el empleo y la inclusión social.

Según la Comisión, las inversiones de la Política de Cohesión de la UE dispondrán de más de 38 mil millones de euros para apoyar el cambio a una economía más respetuosa con el medio ambiente, a través de inversiones para la eficiencia energética y las energías renovables – en comparación con los 16,6 mil millones invertidos en la economía baja en carbono para 2007-2013.

De acuerdo con los planes de gasto y "Acuerdos de Asociación" de los Estados Miembros, hasta 33 mil millones de euros (un aumento de casi 10 mil millones) apoyarán a las PYME europeas a ser más competitivas. Más de 80 mil millones se invertirán en capital humano a través del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil.

 
La Comisión también está lanzando una nueva plataforma de datos abiertos de la Política de Cohesión para apoyar el enfoque en los resultados reforzados, para aumentar la transparencia y para promover el debate sobre el desempeño de los fondos de la Política de Cohesión. Los usuarios pueden explorar los datos de Informe con una serie de mapas y gráficos interactivos y enviar comentarios. Los datos que se reflejan son: PIB, tasa de empleo y desempleo, población con educación terciaria, así como datos demográficos. Los datos de España y de las regiones autonómicas se pueden ver aquí.

jueves, 24 de julio de 2014

Informe de la OCDE sobre la innovación en la educación


El Centro para la Investigación e Innovación de la Educación de la OCDE ha editado con fecha del 17 de Julio un informe titulado “Midiendo la Innovación en la Educación – Una nueva perspectiva”  (título original: “Measuring Innovation in Education – A new perspective”). Los autores son: Stéphan Vincent-Lancrin, Kiira Kärkkäinen, Sebastian Pfotenhauer, Adele Atkinson, Gwénaël Jacotin y Michele Rimini. El informe ofrece información e indicadores de entre los años 1999 y 2011.

En el prólogo del informe, Andreas Schleicher, Director de Educación y Aptitudes de la OCDE, dice: “Existe una creencia común que la educación no es tan creativa que otros sectores de la actividad humana. Un resultado interesante de este libro es que esto puede ser un mito. Otro aspecto importante del libro es que muestra no solo el volumen de los cambios que los países han introducido en sus sistemas de educación primaria y secundaria en la pasada década, pero también cuáles han sido estos cambios o innovaciones. Esto hace que es un recurso para los políticos que quieren explorar hasta qué punto sus reformas políticas han tenido el impacto esperado en las prácticas de la escuela y de los maestros.”

Resumimos a continuación algunos de los resultados más destacados del estudio.

Sobre la innovación en el sector de la educación en general incluyendo la opinión de algunos graduados de educación terciaria: Contrariamente a la creencia común, hay un buen nivel de innovación en el sector de la educación, tanto en relación a otros sectores de la sociedad como en términos absolutos. El 70% de los graduados trabajando en la educación consideran que sus establecimientos son altamente innovadores, y al mismo nivel que en la economía (69%).  La innovación es mayor en la educación superior y es más o menos igual en la primaria y secundaria. La innovación es mayor en el conocimiento y en el método pero menos que el promedio en el producto y el servicio. La innovación tecnológica es igual al promedio del sector. La velocidad de adaptar la innovación es sin embargo más lenta que en el sector económico, excepto en la educación superior donde es bastante más rápida que en la educación primaria y secundaria.

La educación primaria y secundaria ha visto grandes avances en prácticas pedagógicas innovadoras en todos los países estudiados, en áreas como relacionar las clases con la vida real, aptitudes de más alto nivel, interpretación de datos y textos y la personalización de la enseñanza. También en comunidades de aprendizaje de profesores y las relaciones con los padres. En los países con mayor aumento de innovación hay una mayor satisfacción del profesorado. Sin embargo la satisfacción de los estudiantes es independiente del grado de innovación. Dinamarca lidera la lista de innovación en la educación primaria y secundaria seguida de Indonesia, Corea y los Países Bajos.

En el texto del informe España está escasamente citada. Algunos aspectos en los que el informe cita específicamente a España: En España igual que en los Países Bajos, Italia y Eslovenia hay una alta participación de los empleados en diferentes tipos de innovación pero más baja en otros, y ha mejorado desde 2005. En España destaca la participación de los empleados en la innovación de diferentes tipos, y además supera con mucho a otros sectores de la economía en lo que respecta a la innovación de conocimiento y de métodos en 2005. Por ejemplo superaba con 9 puntos porcentuales a las empresas en términos de tecnología, herramientas o instrumentos de innovación. Los empleos en educación en España no han sido innovadores en todos los tipos de innovación en 2005. Lo más innovador en España era en tecnología e instrumentos. El informe cita también que en el País Vasco había bajado la cantidad demostraciones con experimentos realizados en clase por los maestros.

miércoles, 4 de junio de 2014

Emprender para mejorar el Medio Ambiente - El ejemplo del joven Boyan Slat


El 5 de Junio se celebra el Día Internacional del Medio Ambiente. Es uno de los días mundiales más importantes. El Medio Ambiente tiene muchas facetas está en todos los ámbitos, el aire, la tierra y el mar. Y hay multitud de maneras de estropearlo. Por lo tanto, restaurarlo y mejorarlo es un campo de actividades inagotable para emprendedores.

Acabo de leer en la página web de la Televisión Flamenca la historia excepcional de un  joven emprendedor holandés, estudiante en la Universidad Tecnológica de Delft, Boyan Slat. Y pensé que este es el día idóneo para contarla aquí.

Boyan tenía 16 años cuando, buceando en el mar en Grecia, encontró más plástico que peces, y se preguntaba si no había manera de limpiar esto. Millones de toneladas de plástico están contaminando los mares y océanos, y matan cada año a más de un millón de aves acuáticas y unos cien mil mamíferos marinos. Impactan en la salud humana y causan daños económicos por miles de millones de euros. Hasta ahora se consideraba una tarea imposible limpiar el océano. Es tan extenso…

 
Pero Boyan no paraba de pensar en alguna solución, hasta que se le ocurrió una idea. Se preguntaba a sí mismo: Por qué moverte al océano, cuando el océano se puede mover hacía ti. (Lo contrario del refrán “Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña”). En lugar de gastar energía para ir a recoger el plástico, podrías esperar a que el plástico viniese hacía ti. Y Boyan pensaba que un conjunto de barreras en la superficie podría recoger y concentrar los restos y que una plataforma podría después extraerlos de manera eficiente, aprovechándose de las corrientes en el océano, y sin que afectara a la vida marina bajo el nivel del agua.

Siendo aún estudiante de educación secundaria Boyan decidió dedicar medio año a investigar la contaminación por los plásticos y los problemas para la limpieza. Al final, a sus 17 años, tuvo la ocasión de presentar su concepto de limpieza en TEDxDelft 2012, una organización sin fin de lucro que organiza conferencias para dar a conocer ideas que merecen la pena. El mismo año su concepto recibió el premio de Mejor Diseño Técnico en la Universidad de Tecnología de Delft. Recibió algún otro premio y fue reconocido como uno de los 20 jóvenes emprendedores más prometedores del mundo por Intel Eye50.


En 2013 se fundó The Ocean Cleanup (La Limpieza del Océano), una fundación enfocada al desarrollo de tecnologías para extraer, prevenir e interceptar la contaminación por el plástico. Boyan lidera actualmente un equipo de unos 100 voluntarios, y ha interrumpido momentáneamente sus estudios de ingeniería aeroespacial para dedicar todos sus esfuerzos y concentrarse totalmente en este proyecto. En su equipo hay personas comprometidas con la investigación en áreas tan diversas como la ingeniería, la oceanografía física, la ecología, las finanzas, las leyes marítimas, el procesamiento y el reciclaje.

Gracias al crowdfunding, el soporte de empresas y de individuos, se pudo terminar con éxito un estudio de viabilidad técnica y económica, que demostró que puede ser un método factible y viable para eliminar casi la mitad del plástico del vertedero del Océano Pacífico en 10 años.

El pasado 3 de junio, Boyan, que ahora tiene 19 años, hizo público los resultados del estudio.


Sin embargo, el trabajo no ha terminado y el proyecto entra en una fase crucial en la que hay que hacer ensayos a mayor escala y en una instalación piloto operacional. Pero esto necesitará tiempo y dinero. Necesitan 2 millones de dólares, que podrían conseguir si 332.062 personas donaran al menos 6,21 dólares. Para empezar han lanzado un concurso de diseño de una camiseta del proyecto.



Boyan Slat es el ejemplo de un emprendedor entusiasta, con ideas, con iniciativa, inquieto y con perseverancia y con la ilusión puesta en su trabajo arropado por un equipo para conseguir su objetivo: mejorar el medio ambiente. Aparte de esto espera terminar sus estudios de ingeniería espacial en el 2017. Y se supone que además seguirá buceando…

sábado, 12 de abril de 2014

Investigadores de doctorado y de postdoctorado hablan sobre su motivación y sus perspectivas profesionales


No es la primera vez que trato en este blog sobre el doctorado, hasta ahora en general en ciencias. Antes de empezar a leer este artículo, que trata sobre lo que nos cuentan los propios doctorandi o postdoctorandi, quizás interese ver los anteriores:


¿Por qué estudiantes que están haciendo un doctorado en ciencias, o siguen con un postdoctorado, han elegido esta opción? En el último número de Science@Leuven, la Newsletter de la Facultad de Ciencias de la universidad KU Leuven y de sus alumni, hay una serie de entrevistas de Siska Waelens, miembro de la redacción, con estudiantes de doctorado y de postdoctorado. Me parecía interesante que se conozca por qué lo hicieron.

El primer  entrevistado, el matemático Bart Dioos, trabaja en una tesis de doctorado sobre Geometría Diferencial. Cuando empezó sus estudios a la universidad no tenía ni una remota idea de que iba hacer un doctorado. Lo decidió en el último curso cuando estaba preparando su trabajo final sobre esta materia. “Encontré que era una matemática bonita, experimenté una sorpresa muy agradable de cómo está hecha, y con mucho gusto he aprovechado la ocasión de poder seguir ocupándome de ella”, dice. Ha elegido esta ciencia porque le gustó y porque le iban bien las matemáticas. Las salidas profesionales no le preocupan ahora. Opina que cuando empiezas a estudiar matemáticas no puedes saber qué profesión vas a ejercer en el futuro. Puedes tener salidas muy variadas e imprevisibles. Da el ejemplo de un doctor en matemáticas que trabaja en un banco. En un banco puedes dedicarte a tareas que necesitan las matemáticas, como el análisis de riesgos,  análisis financieros, etc. O puedes aterrizar en un sitio muy diferente e imprevisto como por ejemplo participar en el diseño de las vías del ferrocarril para que no haya peligro de descarrilamiento del tren…

Kelly Houben hace un doctorado en Física y estudia la superconductividad a escala nanométrica. No está directamente interesada en una aplicación tecnológica. Lo que le interesa es comprender cómo funciona. “Nos ocupamos del conocimiento y no de la innovación tecnológica. Pero sería superinteresante si vemos alguna aplicación”, cuenta. ¿Cómo ve el futuro después del doctorado? No lo sabe aún. “La investigación es el empleo soñado, pero estoy consciente de que no hay una carrera académica reservada para todos. Quiero seguir haciendo investigación durante unos años más, y preferiblemente también en el extranjero. Después vendrá seguramente un tiempo en que encontraré más importante la estabilidad y la seguridad del empleo, y esto no existe realmente en el mundo académico. Observo lo que hacen mis colegas recién doctorados cuando se marchan de aquí. Hay bastante posibilidades en la investigación y desarrollo en empresas, pero quizás entonces tengas que mirar más lejos que Bélgica.” Menciona otra ventaja de hacer el doctorado: todavía sigues siendo un poco estudiante, pero al mismo tiempo adquieres también responsabilidad y libertad, y una remuneración.

Isabel Beets era una de las primeras que han estudiado la asignatura de Bioquímica y Biotecnología en la KU Leuven. Después de haber conseguido su doctorado en mayo de 2013 estudia con una beca europea de postdoctorado el proceso de aprendizaje de un pequeño gusano con un cerebro muy pequeño, con el fin de aprender cosas que puedan ser también relevantes para la neurobiología del ser humano. “Hacer un doctorado es muy atractivo”, opina, “es un reto en el que puedes aprender muchas cosas a nivel científico pero también sobre ti mismo. Tienes que trabajar duro, siempre automotivarte y resistir a una porción de estrés, pero a cambio obtienes flexibilidad y muchas oportunidades. Trabajamos en un equipo muy diverso, lo cual está muy bien, naturalmente.” También realiza tareas didácticas como impartir prácticas y acompañar a estudiantes que preparan sus exámenes de bachelor y máster. Dice que esta actividad es un buen cambio  y que con ella desarrollas otras aptitudes. Le gustaría seguir investigando y no excluye pasar a la industria, porque “también allí hay trabajo interesante en los departamentos de I+D”.

Tobias Ceulemans es biólogo. La Biología es du “hobby” desde la infancia. Ya le gustaba cultivar pequeñas plantas a sus 6 años, y de joven estaba activo en organizaciones  de protección de la naturaleza y del medio ambiente. Decidió hacer el doctorado porque le gusta investigar. Podía haber empezado a trabajar en una de las citadas organizaciones pero quería desarrollarse a sí mismo y hacer una aportación al conocimiento que se necesita para gestionar la naturaleza de la manera la más eficiente posible. Ahora sigue investigando con una beca de postdoctorado del Fondo para la Investigación Científica de Bélgica. Su trabajo se centra en la biodiversidad, un tema de interés público. Cuatro partidos políticos y la asociación de agricultores asistieron a la defensa de su tesis de doctorado, porque su investigación ayuda a tomar soluciones políticas sensatas y también a alertar al público en general.

Benjamin Campforts es un geógrafo entusiasta, porque la geografía es una ciencia cercana a la sociedad y a la vida de las personas. Y además se pasa mucho tiempo fuera, lejos de los libros, y a Benjamin le gustan los montes. No hace un doctorado con vistas a conseguir un empleo. Dice que como geógrafo no hace falta el doctorado para encontrarlo. Dice que cuando estudiaba le cautivaba la investigación. Que en la escuela el maestro explica cosas, pero que en la universidad el profesor explica las que son el resultado de su propia investigación. “A este nuevo conocimiento quiero hacer mi aportación”, dice. Ahora, en su doctorado investiga la relación que hay entre la degradación del suelo y la desaparición de civilizaciones, porque el suelo es un elemento crucial para el desarrollo de las civilizaciones. En este momento no está todavía haciendo planes para su carrera profesional. Dice que en ahora mismo tampoco siente la necesidad. “Hago algo que me gusta y ya veremos lo que trae el futuro. No veo el doctorado como una apuesta para el futuro, lo veo más como un ambiente agradable de trabajo para aprender mucho más”, dice.

Dieter Brems es un geólogo que colabora con la investigación arqueológica. En concreto quiere saber dónde en la antigüedad romana se producía el vidrio y qué depósitos de arena usaban para ello. Al terminar sus estudios no tenía planes concretos para hacer un doctorado, aunque le había gustado mucho la investigación fundamental que había hecho para su trabajo de fin de curso. Pero llegó a su conocimiento que había una plaza para investigar en un dominio totalmente diferente, en la geo-arqueología. Era un cambio radical hacía una investigación más aplicada donde se utilizan técnicas geológicas para encontrar una respuesta a las cuestiones que pone la arqueología. Para los próximos tres años tiene una beca de postdoctorado del ya citado Fondo para la Investigación Científica, para continuar con su investigación. Aparte de esto ayuda a estudiantes con sus prácticas, pero no se hace ilusiones sobre una carrera en la enseñanza académica, aunque sí ve una alternativa como profesor en la enseñanza secundaria. Dice que los geólogos están muy demandados en el mercado del trabajo y que están trabajando en muchos sectores: en despachos de estudios, en empresas de dragado, en explotaciones de agua, y también en el sector del medio ambiente.

En los siguientes videos recientes de la KU Leuven de fragmentos de entrevistas, estudiantes doctorales y postdoctorales aclaran el valor de un doctorado, desde distintas perspectivas, en un mercado laboral académico y no académico.

En el primer video dan su testimonio Lauran Reyniers, investigadora de doctorado en Ciencias Biomédicas en el departamento de neurología, Laboratory for Neurobiology and Gene Therapy KU Leuven, y Dries De Smet, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la KU Leuven, que es momentáneamente periodista en la división de economía del periódico De Standaard.


En el segundo hablan Annabel Braem, investigadora de postdoctorado en el departamento de estudio de metales y aplicaciones de materiales de la Facultad de Ciencias de Ingeniería, en el grupo Advanced Ceramics and Powder Metallurgy KU Leuven, y Pieter Verachtert, Doctor en Ciencias de la Educación que trabaja en una escuela privada como coordinador de cuidados.


En el último vídeo hablan Katleen Vandamme, profesora en el Departamento de Ciencias de la Salud Bucal - Prosthetic Dentistry BIOMAT Promotheus - Division for Skeletal Tissue Engineering KU Leuven y David De Schutter doctor en Ciencias de la Bio-ingenieria que trabaja como especialista de Desarrollo de Procesos Globales con la multinacional cervecera AB Inbev.