lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Quiénes son los Doctores y a donde les llevan sus cualificaciones?


En octubre 2014 la OCDE ha editado un artículo ¿Quiénes son los doctores y a donde les llevan sus cualificaciones? ("Who are the doctorate holders and where do their qualifications lead them?", Education Indicators in Focus, No. 25, 2014, OECD Publishing).

 
El doctorado, en los países anglosajones llamado PhD (Philosophiae Doctor), ocupa el nivel 8 en la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación de las Naciones Unidas y en la Clasificación Nacional de Educación, y conduce directamente a la concesión de la cualificación de investigación avanzada. En la mayoría de los países la duración teórica de estos programas es hoy de mínimo tres años a tiempo completo, o sea que acumula un total de al menos siete años de educación terciaria. Los programas de doctorado incluyen estudios avanzados e investigación original y son ofrecidos por instituciones de educación terciaria orientadas a la investigación, tales como las universidades, y pueden hacerse en campos académicos o profesionales.

 
Camiseta para jóvenes Doctores

Sorprendentemente, también en tiempos de crisis económica, la tasa media de empleo de los doctores se mantiene alta en comparación con otros graduados universitarios: el 91% comparado al 85% de los de grado y de máster. La diferencia es especialmente marcada en Estonia, Grecia, Hungría y España, donde los primeros superan en 10 puntos a los segundos. En conclusión, como promedio las personas con una cualificación avanzada en investigación se benefician de tasas de empleo más altas.

En el año 2012 la mayor proporción de doctores eran de ciencias (24%), seguidos por las ciencias sociales, empresariales y de derecho (21%). Los graduados de ciencias e ingeniería sumaban el 40% de los nuevos doctorados, y los de ciencias sociales y humanidades el 34%. Hay una variación significativa entre los países con respecto al reparto de los nuevos grados de ciencia y de ingeniería. La ciencia suma más del 30% de las nuevas cualificaciones avanzadas en investigación en Chile, Estonia, Francia, Islandia e Israel, y hasta más del 50% en Luxemburgo. En Chequia, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Corea y Eslovaquia, la ingeniería representa más del 20% de los nuevos programas avanzados de investigación.

Aunque la participación de las mujeres en programas de doctorado ha crecido en la última década, siguen sin obtener menos cualificaciones de investigación avanzada que los hombres. En 2012, el promedio en los países de la OCDE, las mujeres obtuvieron el 46 % de los grados de investigación avanzada, en comparación al 38% en el año 2000. Pero aquí también hay diferencias entre los países. Por ejemplo en Australia, Brasil, Estonia, Finlandia, Israel, Italia, Lituania, Nueva Zelanda, Polonia, Portugal, Eslovenia y os EEUU, más de la mitad de los grados de investigación avanzada son obtenidos por mujeres.

A la vista de la competición de talentos entre los países, los estudiantes internacionales tienden más que en el pasado a graduarse en los niveles más altos de educación, lo que refleja un aumento de la internacionalización de la investigación y ciencia académicas en los países de la OCDE. Globalmente en los países de la OCDE, cerca de uno de cinco estudiantes terciarios en programas doctorales era un estudiante internacional. Esta proporción excedía el 29% en Australia, Bélgica, Francia, Islandia, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Suiza y el Reino Unido, lo cual apunta a la dependencia de los laboratorios universitarios de investigación del pool de talentos internacional en algunos países.

A la hora de encontrar un empleo, la edad juega un papel menos importante. Aunque es verdad que los doctorados y las doctoradas jóvenes tienen más dificultades que los hombres de más edad, estas diferencias son menos marcadas para los doctores que para personas con niveles de educación inferiores. Pero es aventurado generalizar porque la diferencia podría ser menor si comparamos a los que tienen un Máster y dependiendo de la disciplina educativa.  

¿En qué trabajan los doctorados? En muchos países de la OCDE el 60% de los doctores trabajan en la investigación, y en países como Bélgica, Dinamarca, Francia, Japón, el Reino Unido y los EEUU, los doctores predominan en las empresas, con cerca de del tercio que trabajan en el sector de negocios. Y como era de esperar, están mejor pagados en las empresas que en la instituciones académicas. Esta brecha es cerca del 25% en los EEUU, donde el salario académico es considerado alto. También hay grandes diferencias según las áreas profesionales, que reflejan las demandas diferentes de empleo para diferentes aptitudes y conocimientos especializados. Por ejemplo las ciencias agriculturales y las humanidades están por debajo del promedio en la mayoría de los países, mientras los doctores en ciencias medicales y de la salud están por encima de este nivel.

Aparte de esta información genérica, sería bueno conocer una serie de casos más concretos para darse una idea.

Quizás mi propia experiencia pueda servir como un ejemplo de a qué puede llevarte un doctorado, aunque hayan pasado unos años desde mi jubilación.

Después de haber hecho investigación de doctorado en el laboratorio de cinética química (una rama de la química física) en la Universidad KU Leuven, pasé a la investigación aplicada de desarrollo de procesos y a la asistencia técnica en la multinacional petroquímica Petrofina (marca FINA) en Bruselas durante once años, para después abandonar la investigación, trasladarme con mi familia a España y empezar una nueva carrera de gestión de la tecnología en otra gran empresa petrolera, PETRONOR y después REPSOL. En concreto en el control de calidad; el control y optimización de los procesos productivos; la ingeniería conceptual, los estudios de viabilidad técnica y económica y la gestión de la ingeniería básica de nuevas instalaciones de producción y de servicios, y de las reformas y mejoras de existentes, etc., hasta mi jubilación. La experiencia adquirida en cada etapa servían para las siguientes, cuidando mucho la formación para cada nuevo puesto de trabajo o proyecto, siguiendo cursos y asistiendo a seminarios y congresos especializados, y aprendiendo también y sobre todo de los colegas de diferentes disciplinas y departamentos, trabajando en equipo. En una empresa donde se trabaja en equipo se enseña a y se aprende mucho de los compañeros, jóvenes y mayores. Y sin olvidar el autoestudio, las ganas de aprender cosas nuevas. Porque a un doctor no le gusta la rutina, siempre quiere “experimentar” algo nuevo, aunque no sea en un laboratorio.

Esto es tan solo uno de la multitud de casos que hay. Sería muy interesante e ilustrativo editar un libro con las biografías de unos cuantos doctores. El desarrollo de mi propia carrera y de mi vida personal habrían sido muy diferentes si al terminar el doctorado hubiera aceptado la otra oferta que recibí de un puesto de investigador en polímeros, en otra multinacional en los Países Bajos.

Quizás para terminar sea interesante el testimonio del joven Doctor en Biología Joachim Mergeay, en una entrevista publicada en un reciente boletín de la Facultad de Ciencias y de los Alumni de la universidad KU Leuven. Tiene un empleo en el Instituto para la Investigación Forestal y de la Naturaleza dependiendo del Gobierno de Flandes. Dice que durante su doctorado ha aprendido a razonar por sí mismo, y no aceptar las cosas ‘porque sí’, y poner la lupa en cada hipótesis. Que tienes que ver el doctorado como un medio para desarrollarte, que es una formación continuada que te dan libertad de aprender cosas nuevas y descubrir horizontes nuevos. Que aprendes aptitudes que te pueden ser muy valiosas en cualquier empleo posterior. Debes organizar tu propio proyecto, y defender tus opciones ante un jurado. Aprendes a defender tu trabajo en público y de escribir un artículo para una revista científica. Pero la autonomía que tienes no es lo mismo que trabajar solo, es saber dónde y cómo puedes encontrar ayuda. Aprendes mucho de los problemas y soluciones de otros. El Doctor no es una persona especializada en un detalle, es sobre todo alguien que ha demostrado que tiene perseverancia, terminar un trabajo, trabajar en equipo, resistir a presiones, conseguir objetivos. El doctorado no es la formación de un ‘especialista’. Es una persona polifacética que anticipa los problemas y que sabe empeñarse en algo que necesita una solución. Es bastante corriente obtener el título antes de los 30 años, con lo cual es para los empleadores una buena combinación de edad y aptitudes. Un Doctor es un gestor de la ciencia, un gestor de procesos de razonamiento, y no simplemente poseedor de conocimientos adquiridos. Los doctorados son generalistas en el pensamiento analítico y sintético, concluye Joachim Mergeay.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Investigadores desarrollan el generador eléctrico más fino del mundo


La Universidad de Columbia de Nueva York comunicó el 15 de octubre que investigadores de Columbia Engineering y del Instituto de Tecnología de Georgia que han realizado la primera observación experimental de la piezoelectricidad y el efecto piezotrónico en un material con espesor atómico, de disulfuro de molibdeno (MoS2), que daba como resultado en un generador eléctrico único y dispositivos con sensación mecánica que son transparentes ópticamente, extremadamente ligeros, y muy flexibles y elásticos.

Los investigadores habían publicado ese mismo día un artículo sobre el descubrimiento en la revista Nature en el que demostraron la generación eléctrica con este material de disulfuro de molibdeno bidimensional. El efecto piezoeléctrico había sido predicho anteriormente por la teoría. Los investigadores experimentan también con grafeno, un material molecular de carbono.

La piezoelectricidad es la electricidad producida en ciertos materiales, normalmente cristales como por ejemplo de cuarzo como se sabía hasta ahora, cuando están sometidos a una tensión o compresión mecánica. Por otro lado si a estos materiales se les somete a una corriente eléctrica, se expanden o se contraen.

En esta imagen, ofrecida por Lei Wang, estudiante de postdoctorado que participó en la investigación, se enseña cómo las cargas positivas y negativas son exprimidas de una única capa de átomos cuando ésta se somete a una tensión mecánica

 


Hasta ahora no se había observado en materiales con un espesor de unos pocos átomos. Este descubrimiento abre nuevas posibilidades de desarrollo de nuevos tipos de dispositivos electrónicos controlados mecánicamente. Por ejemplo, según sugiere James Hone, profesor de ingeniería mecánica de Columbia y co-líder de la investigación, este material tan fino como una lámina atómica podría ser hecho en forma de un dispositivo portable, quizás incorporado en la ropa, para convertir la energía mecánica del movimiento del cuerpo humano en electricidad y alimentar a sensores portables o dispositivos médicos, o quizás suministrar suficiente energía para cargar tu teléfono móvil en tu bolsillo.

Leer más aquí.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Reproducen una cerveza de hace más de 170 años


Hace 4 años, delante de la costa del archipiélago finlandés Åland, unos buceadores encontraron a 50 metros de profundidad un buque naufrago, y en su interior más de 100 botellas de champán y 5 botellas de cerveza. Llevaban allí desde 1842 y es una de las cervezas más viejas que se han conservado. Además en botellas, algo raro en esa época cuando la cerveza se vendía más en barriles.
El gobierno del archipiélago llevó las cervezas al centro de investigación técnico VTT en Finlandia, donde se sometieron a un análisis fisicoquímico en el que se aislaron e identificaron microbios que eran comunes en la cerveza, a pesar de que la cerveza estaba ya parcialmente deteriorada. El análisis indicó además que había de dos tipos de cerveza diferentes. El análisis también daba información sobre el contenido alcohólico, el color y la amargura.


A la cervecera finlandesa Stallhagen se le ocurrió reconstruir esta cerveza, lo cual encargaron al Grupo  de investigación de Cervezas de la Universidad de Lovaina (KU Leuven) en Gante. El Grupo, dirigido por el profesor Guido Aerts y el maestro cervecero Gert De Rouck trabajaron durante un año a la reconstrucción. En base de los microorganismos en las botellas pudieron detectar qué tipo de levadura y de bacterias usaban los cerveceros del siglo 19, y dedujeron que las cervezas provenían de Bélgica.

Con los ingredientes que se encontraron los investigadores fabricaron una serie de cervezas de prueba, que se acercaron lo más posible a las originales. En total produjeron 1500 litros con los que se llenaron 1700 botellines, de vitrio soplado manualmente en Finlandia de forma similar a las descubiertas. De todas las cervezas eligieron aquella que tenía el mejor sabor. Como la malta, materia prima de la cerveza, se producía de una manera distinta en el siglo 19 que ahora, la cerveza era entonces algo más dulce. La cerveza final elegida tiene una baja amargura y un contenido en alcohol de 4,7%.

 
Finalmente, el pasado 2 de octubre la cervecera Stallhagen lanzó al mercado la “nueva” sofisticada cerveza etiquetada con el nombre Stallhagen Historic Beer 1842. Una cerveza histórica con un carácter sútil. Una cerveza de lujo porque se vende por nada menos que 113 euros el botellín, aunque parte de los ingresos se destinará obras de caridad y a proyectos científicos, a la investigación arqueológica y del ecosistema en aguas finlandesas del mar Báltico.

sábado, 4 de octubre de 2014

Una tubería subterránea bajo la histórica ciudad de Brujas para transportar cerveza


La cervecera De Halve Maan (la Media Luna) de Brujas va construir una tubería subterránea de 3 kilómetros que comunicará la cervecera con su embotelladora. El proyecto ya ha sido aprobado por el Ayuntamiento. Servirá para transportar sus dos cervezas estrella Brugse Zot (Loco de Brujas) y Straffe Hendrik (Fuerte Enrique)


 

La cervecera es una atracción turística y recibe más de 100.000 visitantes al año. Yo la visité en 2011 y saqué algunas fotos. Una de ellas incluyo en este artículo.
 
Durante más de 5 siglos se ha estado fabricando cerveza en Brujas y el número de cerveceras llego a superar la treintena. De Halve Maan es la única que está manteniendo la tradición gracias a las inversiones para la modernización y expansión de su actividad de embotellamiento y distribución.

Por la tubería, fabricada en polietileno de alta calidad,  se podrá transportar 6000 litros de cerveza por hora. La cerveza tardará entre 10 y 15 minutos para llegar a su destino. Tendrá un efecto ecológico, porque eliminará el transporte que se hace ahora por camión cisterna desde el centro antiguo de la ciudad hasta el terreno industrial donde está la embotelladora. La ciudad histórica de Brujas es conocida por su cuidado medioambiental, estando prohibido a vehículos de fuera acceder al centro.

lunes, 25 de agosto de 2014

Lo que vale un Premio Nobel comparado a un futbolista de “élite”


En su testamento, Alfred Nobel quiso que su fortuna se invirtiese en un fondo seguro, cuyos ingresos debían destinarse para ser “distribuidos cada año en la forma de premios a los que durante el año anterior han aportado el mayor beneficio a la Humanidad”.
¿Y cuál es la recompensa por haber aportado tanto a la Humanidad? Pues este año fueron 875.000 euros (el equivalente de 8 millones de coronas suecas) por cada Premio Nobel en su totalidad. Es decir que si hay varios laureados del mismo premio, se reparte entre ellos.

Dos científicos fueron los laureados del Nobel de Física de 2013, François Englert y Peter W. Higgs, por el “bosón de Higgs”, al que otro Premio Nobel, el americano Leon Lederman, llamaba ‘partícula de Dios’. Lo que se ha premiado es el “descubrimiento teórico de un mecanismo que contribuye a nuestro entendimiento del origen de la masa de las partículas subatómicas… El descubrimiento es un hito para la física de partículas, afirmaba con autoridad la Fundación Nobel. Se trata de las partículas que están omnipresentes en nuestro cuerpo humano y en el Universo, nada más y nada menos. El valor del premio Nobel en metálico: 437.500 euros para cada científico.

El premio Nobel de Química se lo repartieron Martin Karplus, Michael Levitt y Arieh Warshel, que por ser tres recibieron 291.667 euros cada uno, por “el desarrollo de modelos multiescala para sistemas químicos complejos” que han “abierto una colaboración fructífera entre la teoría y el experimento, que permite solucionar problemas que de otra manera no eran solucionables”, según cuenta la Fundación Nobel. Solucionar problemas en muchas disciplinas químicas. Con la ayuda de estos métodos los científicos usan las computadoras para desvelar los procesos químicos tales como por ejemplo la purificación de gases de escape, o la fotosíntesis en las hojas verdes de las plantas.

¿Es mucho dinero, el que recibe un Premio Nobel, en proporción a lo que aporta a la Humanidad? Pues si lo comparamos con lo que cuesta y lo que gana un futbolista de “elite”, parece más bien poco. La diferencia entre ambos en lugar de aportar valor para la Humanidad se acerca más a una vergüenza para la Humanidad.

Acabo de leer en el periódico que el Real Madrid y el Manchester United han acordado el traspaso del argentino Di María del primero equipo al segundo por la suma de 75 millones de euros, y que el jugador cobrará cada año 8 millones, o sea que ganará diez veces más que un premio Nobel de Química sin repartirlo.
Di María solo tiene 26 años.
Y yo me pregunto ¿Qué ha aportado Di María a la Humanidad? A los hinchas quizás una distracción de una tarde a la semana, pero dentro de veinte años este futbolista será un hombre casi olvidado porque lo que hoy ha hecho entonces ya no servirá para nada. Para algunos quizás un recuerdo lejano...

Y Di María no es, como todos sabemos, el único futbolista millonario. Otros están también en esta “nube” sin tener, como los premios Nobel, que repartir entre ellos el dinero.

En la página web futbolprimera.es, han seleccionado el “Once ideal del mercado de fichajes” (más 4 en el “banquillo”). Los traspasos de estos jugadores de un club a otro han valido entre 12 millones el más bajo hasta 81 millones el más caro, y los del “banquillo” valen tanto como los titulares. En total el “valor” de los 15 suma 531,5 millones de euros!!!, una suma que se acerca al presupuesto total del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
Según su informe de 2012, el CSIC tiene 125 centros e institutos de I+D que ocupan a 12.795 personas, que realizan 3.663 proyectos y acciones de I+D nacionales y europeas, con un gasto total de 730,6 millones de euros, o sea 57.100 euros por científico o técnico!!!. Un gasto total de un mismo orden de magnitud que el gasto para transferir a tan solo 15 futbolistas de un club a otro. Futbolistas que  “valen”  cada uno en promedio alrededor 100 veces más que un científico del CSIC.

¿De qué “valores” estamos hablando? ¿Quiénes hacen más por la Humanidad, los futbolistas o los científicos? ¿Quiénes ayudan más a construir nuestro bienestar futuro, los futbolistas o los científicos? La diferencia entre ricos y pobres está aumentando. Entre futbolistas y científicos también.

¿A dónde nos va a conducir esto? Me temo que no serán estos futbolistas que vayan a mejorar el lugar que ocupa España en los rankings del conocimiento y de la innovación, o que vayan a mejorar el ranking de las universidades españolas.
Y no vayan a creer que no me gusta ver un buen partido de futbol.