Translate

jueves, 4 de agosto de 2016

Los trabajadores tecnológicos tampoco tienen el empleo asegurado


Hasta no hace mucho, todavía en 2014, Finlandia encabezaba el ranking mundial de los países más preparados en tecnología, un ranking confeccionado por la escuela global de negocios INSEAD, el Foro Económico Mundial y la universidad Johnson Cornell. Estar arriba en el ranking está reservado a los líderes en el negocio e innovación de las TIC y a los gobiernos que las impulsan.
Pero es difícil mantenerse en el primer puesto tecnológico si no renuevas tus pilas. En el ranking de 2015 Finlandia ha sido destronada por Singapore.
Los hechos no mienten. Durante la primera década del nuevo milenio la empresa finlandesa NOKIA dominaba todavía el mercado de los teléfonos móviles. Usaban el sistema operativo Windows de Microsoft. Pero en los últimos años el mercado ha sido dominado por los fabricantes asiáticos que usan los sistemas operativos Android e iOS y la cuota del mercado de Windows cayó a menos del 4%.

Como consecuencia de la caída de ventas de los móviles que usaban Windows, Microsoft y varios de sus suministradores y fabricantes han despedido a 2161 trabajadores, y ahora Finlandia ha pedido a la Comisión Europea una ayuda de 5,3 millones de euros  del Fondo Europeo del Ajuste Global para 1.441 antiguos trabajadores de Microsoft. El dinero debe cubrir parte de la financiación necesaria para que encuentren un nuevo empleo mediante orientación personal y coaching de su carrera profesional, actividades de formación, costear servicios para el emprendimiento, subvenciones para start-ups, etc. La propuesta está pendiente de ser aprobada en el Parlamento Europeo y por el Consejo de ministros de la UE.

En Finlandia los trabajadores despedidos son tecnólogos, en España son trabajadores de la siderurgia, igualmente víctimas de la competencia asiática. Nadie se escapa. Hay que mantenerse al día, estés donde estés, y formarse continuamente. También y sobre todo en una empresa tecnológica donde más que “mano de obra” se necesita cerebros, conocimiento y competencias.
Marianne Thyssen, Comisaria Europea de Empleo, Asuntos Sociales, Competencias y Movilidad Laboral dijo: “Una característica importante de la industria global de software es que requiere constantemente una fuerza laboral nueva y formada, porque el ciclo de vida de los productos y del software que incorporan en los mismos es muy corto comparado al ciclo de vida de su personal. Hay una competencia feroz entre los empleados de la UE y de fuera de la UE.”
Es negativo que los ciclos de vida de los teléfonos móviles se mantengan muy cortos intencionadamente, por razones comerciales de los fabricantes, no por necesidades reales de los usuarios y de la sociedad. La consecuencia del obsoletismo provocado es que la basura electrónica se va amontonando. La tecnología desarrollada y renovada esencialmente con fines comerciales es insostenible socialmente y desde el punto de vista medio ambiental. No siempre significa un progreso real ni responde a una verdadera necesidad o exigencia de la sociedad, sino para satisfacer el capricho de quienes quieren presumir de tener en cada momento “el último modelo”.

lunes, 4 de julio de 2016

Las 100 Universidades más Innovadoras en el Mundo y en Europa

Hace dos años publiqué en el blog de la Fundación Novia Salcedo un artículo sobre las 100 mejores universidades del mundo donde estudiar ingeniería y tecnología. Ahora toca tratar de las universidades innovadoras.
En el año 2015 la multinacional de la información Thomson Reuters (*) publicó por primera vez una lista de las 100 Universidades más Innovadores del Mundo. El ranking fue creado usando los datos de InCites™, la herramienta de evaluación comparativa de Thomson Reuters IP & Science. Están en la lista las universidades que producen los resultados más significantes de investigación así como de aplicaciones cuantificables y prometedoras, con datos demostrados de registro de patentes.
Es que la innovación, en el estricto sentido de la palabra, se refiere a ideas que dan lugar a nuevos productos, servicios o procedimientos, que pueden aplicarse y venderse. Según dicen las autoras Arlyn Gajilan y Alessandra Rafferty de Thomson Reuters en la introducción del informe, “la innovación es una de las palabras de moda más frecuentemente citadas, tanto en el mundo académico como en el mundo de los negocios, pero su uso no es consistente. Puede significar que una organización produce regularmente nuevas ideas o productos únicos; que sus políticas y prácticas internas son significativamente diferentes de la competencia; o, simplemente, que a los miembros se les anima a pensar de forma creativa y llevar a cabo las ideas disruptivas.” Debido a esta confusión, medir la innovación es difícil y Thomson Reuters opina que esto puede ser un gran obstáculo para el desarrollo económico y tecnológico, porque, si no se puede medir, “¿cómo pueden los socios potenciales, inversores, profesores y estudiantes saber si una institución es realmente transformando la ciencia y la tecnología y que afectan la economía global?”.
Que la lista incluye las universidades más innovadoras, según las autores esto no excluye que haya otras muchas que tienen un departamento de investigación excelente y destacan en alguna o varias facetas de la innovación.
Para cuantificar la innovación, Thomson Reuters elaboró una metodología que usa 10 parámetros diferentes. Los criterios se concentran en los artículos académicos que informan sobre la investigación básica realizada en la universidad, y los registros de patentes, que demuestran el interés de la institución para proteger y comercializar sus descubrimientos. Thomson Reuters IP & Science establece la lista usando datos y herramientas de análisis propias.
(La sede de la Universidad de Stanford que este año celebra su 125 aniversario)

Como era de esperar, las universidades estadounidenses en el ranking son muy numerosas y ocupan las primeras 9 plazas, con la Universidad de Stanford en cabeza, seguida de la Massachusetts Institute of Technology y la Universidad de Harvard (donde estudió Mark Zuckerberg, fundador de Facebook). En décimo lugar figura Korea Advanced Institute of Science & Technology,  KAIST. La Universidad europea más innovadora  era el Imperial College London (11ª), seguida por KU Leuven (16ª) de Bélgica, y la Universidad de Cambridge (25ª). Llama la atención que el segundo país más importante en la lista es el Canadá, seguido de Europa y Asia. Aunque no está entre las primeras, Suiza, un país con tan solo 8 millones de habitantes, tiene la mayor densidad de universidades innovadoras del mundo. Tiene más universidades per cápita que cualquier otra.
La Universidad de Stanford, situada de pleno en Silicon Valley, California, tiene la reputación de ser la cuna de la innovación en hardware y software informático. De ella y de sus alumni han salido las empresas tecnológicas más famosas del mundo, como por ejemplo Hewlett-Packard, Yahoo y el fundador de Google Larry Page.
Rankings regionales: Europa
Este año 2016, Thomson Reuters está publicando por primera vez una serie de rankings regionales y ha empezado en Junio con Europa y sus 100 universidades más innovadoras. Para establecer el ranking han usado una mezcla de indicadores bibliométricos de InCites e indicadores de patentes de Derwent World Patents Index y de Derwent Innovations Index, y también de la empresa IP & Science.
Aunque aparentemente son universidades muy diferentes las unas de las otras (por su localización, públicas o privadas, su edad…), tienen en común su enfoque en la investigación práctica y la ciencia aplicada, y no son exclusivamente académicas. Según los autores son las que más hacen para hacer avanzar la ciencia, inventar nuevas tecnologías y con ello hacer progresar la economía global.
(Postal de la ciudad de Lovaina: a la izquierda el Ayuntamiento de estilo gótico construido entre 1439 y 1469, y a la derecha la Biblioteca Central de la universidad KU Leuven reconstruida entre 1921 y 1928 y declarada monumento protegido. En su atalaya tiene instalado un carillón)
La primera en la clasificación es la universidad de Lovaina KU Leuven, en Flandes, Bélgica, desbancando así al Imperial College de Londres que queda segunda. La Universidad de Cambridge mantiene el tercer lugar. Entre las diez primeras les siguen en este orden  la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza, la Universidad Técnica de Munich, La Universidad de Erlangen Nuremberg, la Universidad Tecnológica de Delft, Países Bajos, La Universidad de Oxford, la Universidad de Munich y la Universidad de Zurich.

(Tumba del Papa Martín V, fundador de la Universidad de Lovaina, en la archibasílica de San Juan de Letrán en Roma)
La primera clasificada, KU Leuven, es la universidad privada y católica más antigua del mundo, fue fundada en 1425 por el Papa Martín V. Pero a pesar de ser católica admite estudiantes de cualquier creencia mientras respecten a las demás. La misión de la universidad moderna es la investigación científica comprensiva y avanzada. En el año 2014 su presupuesto en investigación alcanzó 426 millones de euros. Los investigadores de la universidad registran más patentes que casi cualquier otra universidad europea, e investigadores de otras instituciones citan a menudo inventos de la KU Leuven en sus propias patentes. En su Declaración de la Identidad y Misión hecha pública el 22 de diciembre de 2011 la universidad dice, entre otras cosas: “La KU Leuven es una universidad  intensiva en investigación, con orientación internacional, que realiza tanto la investigación científica fundamental como la aplicada. Tiene una orientación fuertemente inter- y multidisciplinar y aspira a la excelencia internacional. Por ello trabaja de forma activa con sus asociados de investigación en el interior y en el exterior.”

El país con más universidades en el ranking es Alemania (24), con un número igual que los países nórdicos en su conjunto. El segundo país es el Reino Unido (17). les siguen Francia (16), España (10) Países Bajos (9), Bélgica (6), Italia (5), Suiza (4), Dinamarca y la República de Irlanda (3, el mayor número por habitante), Noruega (1), Austria (1) y Polonia (1), el único país del Este de Europa en el ranking. No están en la lista Rusia, ni Turquía, ni están países muy avanzados como Suecia y Finlandia.



La Universidad de Barcelona, en el puesto 65, encabeza las universidades españolas. Todas las demás están en el grupo de las últimas veinte del ranking. Cataluña lidera el grupo con 3 universidades, seguida por Valencia, Andalucía y Madrid (2 cada una), y Galicia (1).


Otros artículos sobre la KU Leuven:


(Un recuerdo personal de la ciencia aplicada en la KU Leuven: el conocido libro de texto "Cinétique Chimique Apliquée", dirigido por el Profesor J.C. Jungers y escrito por 7 autores colaboradores suyos, todos ingenieros franceses del Instituto Francés del Petróleo IFP de Paris que habían hecho su doctorado bajo su tutoría. Fue editado en 1958 patrocinado por el IFP, cuando yo estaba trabajando en mi tesis doctoral, también con el Prof. Jungers como tutor. Conocí personalmente uno de ellos. El Prof. Jungers fue también asesor científico del IFP, y ha sido autor de un artículo "Les reactions thermiques" del Tomo XII "Chimie, Science et Industrie", de la Encyclopédie Française, también editada en 1958. Un ingeniero investigador del IFP, Yves Chauvin, fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 2005. Falleció el año pasado a los 84 años)


(*) Thomson Reuters Corp es una gran multinacional de los medios de comunicación e información con sede en Nueva York, que opera en más de 100 países y emplea a más de 60.000 empleados en todo el mundo. Fue creada en 2008 después de la compra de Reuters por la Thompson Corporation. En 2015 su rama Intellectual Property & Science creó una nueva plataforma del conocimiento, cuyo objetivo es proveer una entrada única para ayudar al mundo empresarial en la solución de sus problemas.

martes, 24 de mayo de 2016

Trabajar en Equipo en un Proyecto Industrial - Un Ejemplo.

“Nihil novo sub sole”. Trabajar en equipo ha sido necesario siempre, y siempre lo será. Necesitamos trabajar juntos y con otros para realizar nuestros proyectos importantes, grandes o menos grandes. Lo esencial del trabajo en equipo no cambia con el tiempo. Lo que cambia son las herramientas  y tecnologías que facilitan y agilizan el trabajo en equipo. Los principios básicos y esenciales para que un equipo trabaje de forma eficiente en un proyecto empresarial son los mismos en una gran empresa y en una pyme: una clara definición de los objetivos y de los trabajos, una organización funcional, y una buena coordinación, información, comunicación y control.

Un ejemplo de un proyecto de hace 30 años:

En el año 1981 Petronor inició en su refinería uno de los proyectos de inversión más importantes de su historia: el Proyecto de Conversión (transformación de los productos pesados en productos ligeros), también llamado Proyecto FCC (Fluid Catalytic Cracking), nombrado según la unidad central del proyecto.
Su objetivo era adaptar la estructura de la producción de la refinería a la estructura de la demanda del mercado de productos y tener una flexibilidad de procesar diferentes tipos de petróleo crudo. La mayoría de los crudos tienen una alta proporción de fuelóleo (30%-60%) lo cual hace que la distribución natural de los productos obtenidos del petróleo se aleje de la estructura de la demanda del mercado en la que predominan los productos ligeros (sobre todo gasolina y gasóleo) sobre los pesados (fuelóleo).

El proyecto incluía varias unidades de proceso (Ref.1): destilación a vacío; FCC; “endulzamiento” MEROX de gases licuados – GLP -, y de gasolina de FCC; una viscorreductora; desulfuradora de gasóleo pesado; planta de hidrógeno; unidad “dúplex” de recuperación (unidad de aminas) y de producción de azufre. Y las instalaciones de servicios y auxiliares.
(La Refinería de Petronor en 1993 - Con triángulos negros las unidades del Proyecto de Conversión - Ref.1) 
Estas instalaciones se terminaron y se pusieron en servicio en 1985, pero fueron complementadas en años subsiguientes por unidades adicionales para mejorar la calidad de los productos y para aumentar el valor añadido de la producción tales como: la unidad de mejora de calidad de disolventes (1986); instalaciones de preparación y expedición de asfaltos (1986); unidad MTBE - Metil-terButil-Eter (un producto químico de alto octanaje para la gasolina)(1986); unidad de mejora de calidad de butano (1988); endulzamiento Merox de queroseno (1989); unidad de alquilación (para producción de alquilato, otro producto de alto octanaje de la gasolina)(1993). Estas unidades eran necesarias porque era una época de cambios fuertes en la calidad de los combustibles de automoción, en particular de la gasolina, para cumplir con nuevas y más fuertes exigencias medio ambientales, de salud e higiene, y de calidad técnica. Es que a partir de 1993 se prohibieron por completo los aditivos de plomo de las gasolinas, que antes eran los principales aditivos para aumentar el octanaje, y que por este motivo tuvieron que ser sustituidos por los citados productos de alto número de octano. (Ref.2)
Hoy el coste de un proyecto de este alcance sería de un orden de magnitud cercano al coste del último proyecto de Reducción de Resíduos (Planta de Coque) de Petronor, que ronda los 1000 millones de euros.
En la realización del Proyecto de Conversión  intervinieron varias grandes empresas de tecnología (Kellogg, Universal Oil Products - UOP, el Instituto Francés del Petróleo - IFP, Foster Wheeler – FW, el Instituto Mexicano del Petróleo - IMP) y de ingeniería (Foster Wheeler Iberia - FWI, Técnicas Reunidas - TR, y SENER), además de las empresas contratadas para la construcción.
Para la supervisión del proyecto Petronor creó un equipo de dirección multidisciplinar de una treintena personas, la mayoría profesionales altamente cualificados trabajando exclusivamente en el proyecto. Esto requería una fuerte reorganización en la empresa para poder seguir con su actividad normal, al haber sacado estas personas de diferentes departamentos clave de Petronor. Participaban también en el equipo algunos profesionales de Petróleos Mexicanos - PEMEX, empresa que entonces era un importante socio de Petronor.

Era necesario formar un equipo de estas características, porque un proyecto de esta envergadura y complejidad necesitaba de una eficiente y ágil coordinación interna, y externa con los varios departamentos de la propia empresa y con las diferentes empresas contratadas. El equipo de Petronor tenía que asumir la supervisión, coordinación, seguimiento y control del cumplimiento de los contratos de servicios, de asistencia técnica, de licencias de tecnología y de garantías de procesos, de ingeniería básica y de detalle, de compras de equipos e instrumentación,  materiales, productos y catalizadores, y de la preparación de terrenos y de la construcción, así como vigilar el cumplimiento  los aspectos legales, medioambientales, de seguridad, etc., hasta que se terminaron las pruebas después de la puesta en servicio de las nuevas unidades.

Para el funcionamiento eficiente del equipo se redactó un Procedimiento de Coordinación Interior del Proyecto de Conversión” de casi 50 páginas, con el fin de conseguir los objetivos  del equipo definidos en el mismo documento: “impulsar, supervisar y controlar la ejecución del proyecto en las mejores condiciones de calidad, costo y plazo de ejecución”.

Teniendo en cuenta las características del proyecto, se confeccionó un organigrama con varios grupos de personas según sus diferentes especialidades y funciones en el proyecto:
  • Un grupo responsable de la coordinación y control del proyecto.
  • Ingenieros de proyecto, divididos en dos grupos: uno que se ocupaba de las unidades de proceso y otro de las unidades de servicios y auxiliares.
  • Ingenieros de procesos y sistemas, (incluido operación y medio ambiente).
  • Ingenieros especialistas: en obra civil, equipos mecánicos, electricidad, intercambio de calor, recipientes, instrumentación, tuberías, metalúrgia, etc.
  • Un ingeniero de supervisión de la construcción
  • Personal de compras y de servicios administrativos (con dependencia orgánica del Director Financiero de Petronor)
  • Personal auxiliar: secretarias y personal para la distribución y archivo de la correspondencia y de la documentación del proyecto.
      El equipo era dirigido por un Director del Proyecto.

Se definieron los distintos niveles de responsabilidad para las aprobaciones técnicas y económicas (contratación, facturación). Y se fijaron criterios y reglas de disponibilidad de las personas, de agilidad, capacidad de decisión, de comunicación y de coordinación. También las condiciones del personal desplazado con o sin su familia durante 3 o más meses seguidos, tales como las dietas, viajes, permisos, dedicación y horarios, vacaciones.  Un grupo de profesionales del equipo estuvo desplazado durante un periodo más de un año en Madrid, para trabajar estrechamente con las ingenierías que tenían sus oficinas principales allí.

Había un núcleo fijo de personas que participaban durante todo el proyecto, y otras durante un tiempo limitado en función de la fase en la que estaba el proyecto. (Diseño, ingeniería, construcción y puesta en servicio de las unidades del proyecto).

 Entre las exigencias y necesidades esenciales de un equipo de este alcance destacan una adecuada y ordenada información,  documentación y archivo, comunicación (interior y exterior) y coordinación, teniendo en cuenta la confidencialidad exigida y el riesgo económico. Pueden existir "imprevisibles" en un proyecto, pero no es lo mismo que los "imprevistos" (los que se podían haber previsto) que deben ser reducidos al mínimo para que no se nos dispare el presupuesto. Para asegurar un adecuado desarrollo, se establecieron los correspondientes procedimientos de funcionamiento detallados a seguir y formatos a aplicar para la documentación, notas de reunión, correspondencia interna y externa, archivo, etc. De una manera funcional, evitando una burocracia innecesaria. Para ser eficiente hay que trabajar con orden.

¿Cuál sería hoy la organización y funcionamiento de un equipo para un proyecto con un alcance parecido? No sería esencialmente diferente porque se necesitarían realizar y cubrir las mismas funciones. El "qué", el "por qué", el "por quién", etc., son aspectos que en el fondo no cambian o cambian poco. Lo que cambia o puede cambiar mucho son lo que tiene que ver con el "cómo", el "con qué", el "dónde"… Lo que ha cambiado son los medios, la localización y el espacio físico, y las  herramientas de información, comunicación, documentación y archivo de los que hoy disponemos.

En los años 80 se empezó a desarrollar el Internet pero su uso generalizado despegó realmente a partir de los años 90 paralelamente al desarrollo de los ordenadores personales. En la época del proyecto, los instrumentos de comunicación externos eran el correo, el telegrama, el fax y el teléfono, y reuniones presenciales. Para el archivo de la información y documentación se usaba, aparte del físico, el ordenador de la empresa. Hasta el principio de los 80 el grupo de informática en Petronor dependía del Departamento de Servicios Técnicos porque las aplicaciones eran esencialmente técnicas. Pero con la utilización generalizada de los ordenadores personales conectados a internet y a la intrared de la empresa, así como la informatización de la administración económica y de la gestión del personal, el grupo de informática pasó a ser un departamento dependiendo de la dirección de la empresa.
Hoy disponemos de las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación: el smartphone, el correo electrónico, los “chats” (conversaciones online), la videoconferencia (ej. Skype), vídeos online (You Tube), los grupos o foros en Internet  (ej. Google Groups), almacenamiento de documentos en la “nube” (Google Drive, One Drive, Dropbox, iCloud). Lo de la "nube" es una manera de hablar, porque en realidad los documentos se almacenan en un servidor de computadoras físicas (“hardware”) en tierra, de enorme capacidad, que puede estar en otro país, y con los que se comunica a través de una plataforma en internet.

(Videoconferencias grupales con Skype)
Existe hoy en día también el Coworking, el trabajo en grupo en espacios físicos que se alquilan, con conexión a internet (Coworking Spaces). Son especialmente interesantes y útiles para start-ups, microempresas y pymes.
(Espacios de Coworking. Fuente Coworking Spain)
Y aplicaciones como el MS Office, Powerpoint, MS Project (para gestión de proyectos), Google Apps, etc.
Para asegurar la máxima protección del archivo y manejo de información confidencial y reservada en la “nube", las empresas pueden preferir usar servidores propios, o contratar servidores comerciales que ofrecen garantías de seguridad y confianza.

Ref. 1 - “La Refinería de Petronor”, R.Aga (Petronor) y T.Ubis (Petronor), Revista Ingeniería Química, Abril 1993
Ref. 2 - "Gasolinas: Nuevos requerimientos, nuevos componentes", José de Andrés (Repsol Petróleo, SA), Revista Ingeniería Química, Mayo 1993.

miércoles, 20 de abril de 2016

Concurso de ideas innovadoras de diseño de productos


El concurso “Create the Future Design Contest” es anual y fue creado por los editores de NASA Tech Briefs (la revista de la NASA editada por Tech Briefs Media Group ), para ayudar, estimular y recompensar la innovación de la ingeniería. Premia las mejores ideas de diseño de producto de ingenieros, emprendedores y estudiantes. Hasta ahora el concurso ha atraído más de 12000 diseños de producto. Los sponsors principales son COMSOL y Mouser electronics. Otros sponsor secundarios son Analog Devices e Intel.
Está abierto a todo el mundo con una condición. Para poder recibir el premio, el país del concursante no debe prohibir este tipo de concurso así como el valor del premio que ofrece.
En la edición de 2016 hay siete categorías de diseño donde elegir, cada una con un premio de 20.000 dólares USA, además de otros premios y un reconocimiento global:
  1. Productos innovadores con aplicación en los mercados aeroespaciales, de la aviación y/o de defensa.
  2. Productos para el sector del automóvil y del transporte, que mejoran la movilidad de las personas y de los bienes de un sitio a otro.
  3. Productos de consumo que aumentan la calidad de vida en el lugar de trabajo, en casa, en el tiempo libre, o en el viaje.
  4. Productos electrónicos que mejoran la computación, las comunicaciones, y otras áreas que dependen de los avances de los componentes electrónicos, paneles y sistemas.
  5. Productos mecánicos, de automatización y de robótica, que aceleran, mejoran y/o automatizan el trabajo, la fabricación, y la investigación y desarrollo (I+D)
  6. Productos médicos que mejoran la eficiencia y la calidad del cuidado de la salud.
  7. Productos de tecnologías sostenibles, que reducen la dependencia de fuentes de energía no renovables, así como productos diseñados para otros fines usando materiales o procesos de fabricación amables con el medio ambiente.
Más información aquí

domingo, 10 de abril de 2016

¿Es la Universidad una garantía para encontrar un empleo?


Hace cuatro años, en junio de 2012, en una entrevista en radio Euskadi, Iñaki Goirizelaia, Rector de la Universidad del País Vasco UPV/EHU, insistió en que "estudiar en la universidad hoy es garantía de mucha mayor facilidad para encontrar empleo que no hacerlo". Y recordó que cinco años antes, en el año 2007, la tasa de empleo de los titulados universitarios se situaba en el 85%. Y que comparada con la tasa de paro juvenil "la ventaja es claramente a favor de los que han estudiado". Y señaló que "las personas que han pasado por la universidad encuentran trabajo mucho más fácil que cualquier otro nivel formativo anterior". Preveía que el año siguiente, 2013 iba a ser peor, pero advirtió que "A pesar de la dureza de lo que nos viene encima, la educación y la investigación es el único camino para salir de la crisis".

También abogó por alcanzar alianzas estratégicas ya que la universidad: "no es un elemento aislado y tenemos que estar muy presentes en el entorno y ser capaces de tener estrategias conjuntas con todo el tejido productivo, económico y social para poder ofertar mejores soluciones".
Ahora, cuatro años más tarde, Iñaki Goirizelaia, escribe de nuevo sobre el mismo tema un artículo de opinión en El Correo del 8 de abril 2016 con el título “Empleabilidad y empleo en las empresas vascas”, como reacción al estudio e informe de la Confederación Empresarial Vasca – Confebask –  y sus asociaciones miembro, ADEGI, CEBEK y SEA sobre las necesidades de empleo y cualificaciones de las empresas vascas para 2016. El estudio está basado sobre una encuesta realizada entre sus asociados y su presentación iba dirigida específicamente a los presidentes de las Asociaciones de Centros de Formación Profesional de Euskadi. El rector de la UPV cita de nuevo cifras de empleo de los universitarios: una tasa de empleo de universitarios del 82% en el año 2012 (el año de la entrevista en la radio). O sea que bajó un 3%. Las estadísticas van siempre retrasadas, no parece que hay números de 2015.

Confebask dice que en la encuesta participaron casi mil empresas. Sin duda la gran mayoría eran Pymes, que probablemente y en general no suelen necesitar (ni pueden pagar) a muchas personas altamente cualificadas. Conozco el caso de una doctora en químicas “cum laude” que se presento para un empleo en una Pyme química y le dijeron que era “demasiado lista” para el puesto que se pedía en su laboratorio. Seguramente era un laboratorio que no se dedicaba a investigación puntera. En el Plan Estratégico de Confebask la investigación y desarrollo no figuran entre sus líneas prioritarias de acción.
Los que contratan la mayoría de los doctores en ciencias suelen ser multinacionales con grandes centros de investigación. El sector químico es un sector fuerte en España y alcanzó una cifra de negocios de 58.056 millones de euros en 2015, o sea un crecimiento del 3% respecto a la facturación registrada el año anterior, y ha acumulado en el periodo 2007-2015 un crecimiento del 16,7%. Se ve claramente que la crisis le afectó menos que a otros sectores. La asociación española FEIQUE representa a más de 3100 empresas, pymes, y grandes empresas y multinacionales químicas como Air Liquide, Basf, Bayer, Dow, Exxon Mobil, Solvay, Repsol, etc. Pero estas empresas, salvo Repsol, tienen sus grandes centros de investigación en el país de su sede principal y algunos también en el extranjero, pero no en España.
Un ejemplo es la Basf, la multinacional química más grande del mundo, que tiene ahora mismo 80 ofertas de trabajo para su centro de investigación en Shanghái. En España las ventas de 2014 de la Basf Española daban unos ingresos de 1.194 millones de euros, un incremento del 12%. Pero en su informe anual de 2014 no dan en ninguna parte cifras de la I+D realizada en España, aunque sí atendió a 3.186 estudiantes dentro de sus acciones sociales.
En su artículo, Iñaki Goirizelaya dice que encontró en un medio de comunicación un título “demoledor”: “Al mercado vasco le sobran miles de universitarios y le faltan formación profesional”. ¿No sería más exacto decir que el nivel de I+D y de innovación del conjunto de las empresas vascas es inferior al que debería ser? No se debe culpar a la universidad del paro juvenil. ¿No será que la innovación en un sentido real está fallando en Euskadi, y en España? Se oye hablar todos los días y en todas partes de innovación y que hay que innovar, pero con palabras no se innova.
“Hoy más que nunca, la universidad no debe formar empleados que dominan una técnica a demanda del empleador. Eso no es nuestro reto. No, nuestro reto no es formar replicantes que puedan satisfacer una demanda inmediata. Nuestro reto es formar personas con aptitudes para la mayor empleabilidad, una condición, una condición que les será útil a lo largo de toda su vida profesional. Eso sí es nuestro reto”, afirma Iñaki Goirizelaya con mucha razón.
Vuelvo al caso de la joven doctora en Ciencias Químicas. Después de buscar unos meses, finalmente encontró un trabajo en España, no en Euskadi. Lo encontró en una empresa de servicios de energías renovables en otra región. ¿Y cómo es posible esto? Porque esta doctora sabe algo más que química. Es una científica, y la energía es una parte fundamental de la ciencia. Y durante su doctorado ha tenido que resolver problemas y buscar soluciones, ejercer la curiosidad y la creatividad. Un investigador científico trabaja con aparatos y equipos de laboratorio y en la industria con plantas piloto que requiere un trabajo en equipo con personas de otras profesiones y oficios. Esta doctora en ciencias ha trabajado en un laboratorio donde ha desarrollado aptitudes más amplias que las adquiridas en las aulas. Sin hablar de sus actividades e iniciativas en su vida privada, que también han contribuido a su desarrollo personal y profesional.
Iñaki Goirezelaia destaca en su artículo: “Además de una formación intensa en conocimiento, formamos a nuestro alumbrado en otras habilidades que van más allá de técnicas específicas. La universidad debe gestar personas responsables, con capacidad de trabajo en grupo, dispuestas a moverse, que conozcan idiomas, que tengan capacidad de crítica y de reflexión.”
Un titulado superior no debe limitarse a Euskadi ni a España para buscar empleo. Pero para ir al extranjero es muy importante lo que dice Iñaki Goirizelaya, “que conozcan idiomas”. Conocer no es solo aprender. Es también practicar.
La adquisición de conocimientos y de aptitudes deben ser hoy más que nunca los fundamentos de la educación en todos sus niveles. También hacía falta en el pasado pero probablemente más ahora y sobre todo en un futuro no tan lejano. Pero para saber más sobre esto es mejor leer estos otros artículos: